Vivències

sábado, 17 de octubre de 2015

SOLAS ( película )


"Solas" es una película española del año 1999. Escrita y dirigida por Benito Zambrano. Ópera prima de éste que obtuvo cinco premios Goya, entre otros. Rodada en Sevilla y llevada al teatro en esa misma ciudad en el año 2005. Entre 2005 y 2006 se representó en teatros de Madrid , Barcelona y otras ciudades españolas.
Hacía bastante tiempo que quería revisar esta película. Es de esas, que hay que ver varias veces para que no escape a tus sentidos, ni uno sólo de los aromas que desprende.



Rosa (María Galiana) es una mujer de pueblo de edad avanzada, sencilla, buena , generosa ...... Va a la ciudad para cuidar de su marido que está en un hospital por haber sido intervenido quirúrgicamente. Durante este tiempo se aloja en casa de su hija María (Ana Fernández). La vida de Rosa no ha sido fácil al lado de un hombre que juega y maltrata a su familia. Sus hijos se fueron de casa huyendo de un padre, machista, alcohólico y maltratador.



Solas, trata acerca de dos mujeres quienes están tan llenas de riquezas sentimentales, como de  la pobreza económica en la que viven. Una mujer hermosa pero problemática que vive en un lugar sin nombre al sur de España.  Un barrio pobre y conflictivo en una gran ciudad. Un descuidado apartamento...



María no ha tenido mucha suerte; huyendo de la vida que ha llevado su madre, cae en un enamoramiento de alguien egoísta y cruel, que no se responsabiliza cuando ella queda embarazada.

Durante la estancia en casa de su hija, Rosa acaba haciendo de cuidadora: del marido maltratador que está en el hospital; de su hija, —como madre intuye la soledad y el drama en su vida─ y del vecino anciano ( Carlos Álvarez-Novoa ) que vive sólo con su perro Aquiles.



Es una película sobre muchas cosas, entre ellas la soledad y la vejez. Es una película  que  llega a todos, porque todos  somos capaces de emocionarnos con esta película sentida, honda, que respira verdad por todos y cada unos de sus fotogramas...



Película dura que nos cuenta una historia sencilla, incluso podría ser vulgar y corriente, pero llena de detalles que si te dejas llevar un poquito te emocionarán hasta lo más hondo. El cómo y el qué es lo importante. Cómo somos las personas y de qué manera nos relacionamos con el entorno y afrontamos la vida. A veces lo imposible se hace posible a través del amor. El amor a raudales que derrocha Rosa, hacia todo y todos..


De forma tenaz, la madre va rompiendo con su dulzura la dureza de María y la soledad del vecino, que lleva tanto tiempo viviendo sólo con su perro Aquiles.


Es el amor en todas sus caras, y el maltrato, y la ternura, y el dolor, y el sacrificio de toda una vida. La paciencia y el carácter y los redaños de una mujer excepcional; cuyo papel nos engaña hasta bien entrada la película.
También es la rebelación de una ayuda, rechazada en un principio porque no se puede creer...Porque no es posible, no existe, duele de tan necesitada...



Bebe, fuma, y roba, desesperada con su situación personal y enfadada con el mundo. 
María, embarazada de un tipo que no quiere saber nada de ella, en un principio se plantea la idea de abortar pero se da cuenta que  quiere tener ese niño aunque tenga que ser sola.

A veces las cosas son como son, pero aquí están contadas magistralmente: con poesía, ternura, y esperanza de posibilidad que conmueve al espectador. 



Una gran película. Y una gran interpretación de dos actoras noveles en sus respectivos papeles protagonistas: María Galiana y Ana Fernández.





2 comentarios:

  1. Montse, una vez cada 15 dias la biblioteca va al “Casal dels avis” y a la Residencia para dejar libros y revistas. Muchas veces les acompaño y mientras recoge los que han leido y deja los “nuevos” yo hablo cuatro cosas con los abuelitas y abuelitos.

    Una vez una de ellas me dijo: “Nunca he tenido cariño, y ahora que lo tengo me faltan cuatro dias para morir”
    Y esto a lo que se refiere la pelicula. Todos los personajes de la pelicula viven la soledad, aunque de maneras diferentes y sacan a relucir la necesidad humana de afecto, de cariño y de comunicación entre las personas. Durante toda la película, con metáforas y de forma explícita se aborda el tema, por ejemplo, cuando la madre llega a la casa y dice que huele a cerrado, las ventanas están tapiadas, el espacio es oscuro y sin ningún detalle; en la escena en casa del vecino, en que éste usa toda clase de recursos para poder conversar y tener compañía. En otro sentido, también encontramos afecto entre compañeros, cuando en el primer día del nuevo trabajo de Ana el guarda quiere reprimirla y las compañeras se solidarizan con ella, no la dejan sola, sino que se suman a lo que ella estaba haciendo, mostrándole afecto. La figura de la madre representa el modelo tradicional, pues en todo momento la vemos ejerciendo el rol de madre cuidadora, y no hace otra cosa que darse a los demás, cocinar, lavar, arreglar los espacios, con abnegación y actitud de servidumbre ("si usted lo dice..."), no sólo hacia el marido, sino en todas sus relaciones. Si supieras lo mal que me siento delante de una mujer así, que por supuesto no ha nacido así. La vida, una mala enseñanza, un marido machista en cualquiera de sus modalidades, una iglesia también machista por tradición, hace de ella esto que he dicho al principio. : “Nunca he tenido cariño, y ahora que lo tengo me faltan cuatro dias para morir”

    Montse, muchas gracias por comentar tan bien una pelicula tan magnifica. No se si esta pelicula la pasan en las escuelas, seguramente no, pero deberian hacerlo.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep, estoy de acuerdo que esta película la deberían pasar al menos en los institutos. Hay tantos mensajes en ella, que hace falta verla varias veces, para llegar a todos los rincones del alma humana que nos quiere mostrar Benito Zambrano.
      Una historia tan sencilla y tan real . No creas que es tan raro el guión, estoy segura de que situaciones como estas se dan todos los días. ¿Cuántos ancianos hay que les falta cariño? ¿Cuántas mujeres que se ven en la disyuntiva, de tener o no tener un hijo, al que han de cuidar y mantener y no ven la salida? ¿Cuántas madres amantísimas que parece que sean mujeres sin carácter ni criterio? ¡Qué bien nos la retrata Rosa! Cómo demuestra paso a paso, que es una gran mujer, aunque haya soportado toda la vida a un hombre indigno, por no llamarlo de otra manera.
      A mí el momento en que Rosa ducha al abuelo, pues está enfermo y necesita ayuda, a pesar de las quejas de éste y ella se impone con autoridad cariñosa, me retrata muy bien al personaje interpretado por Maria Galiana. Ves que esta mujer tiene carácter e iniciativa, sobre todo a la hora de dar amor. Y todo lo que tú comentas...
      Muchas gracias por tu comentario, Josep.

      Una abraçada.

      Eliminar