Vivències

domingo, 27 de noviembre de 2016

"LA JAQUECA"

Resultado de imagen de audrey kawasaki prints


Como una caricia suave, como el andar de una araña, así comenzó este dolor de cabeza que hace días me acompaña. Ahora, en este instante más atenuado.
Hacía mucho, mucho tiempo que no aparecía este golpeteo irreverente, pertinaz y despiadado.

Lo olvidé: Como una novia al novio que una vez se fue dejando en sus labios el sabor amargo del último beso; en sus oídos, las palabras que jamás hubiera querido escuchar; la mirada perdida dentro de sí misma, buscando sin cesar la ciénaga que estaba en algún lugar recóndito de su mente.

Montse. G.

(imagen de la web será retirada a petición)

2 comentarios:

  1. No quisiera tener que comparar una cosa con la otra, pero si tengo que hacerlo elijo el dolor de cabeza. Las primeras horas son las peores, es como si un huracán arrastrara todo a su paso. Después hay días malos pero ya no tanto.

    Dejar en los labios el último beso y en los oídos las palabras que jamás hubiera querido escuchar , el dolor es para siempre.
    Cuando algo termina, sin importar quien tome la decisión, siempre duele por todo lo vivido y lo que uno desea seguir viviendo con aquella persona.
    Sin dudarlo más! Prefiero la caricia suave, como el andar de una araña, y este golpeteo irreverente, pertinaz y despiadado.
    Una abraçada, Montse.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Josep!! Bueno, son esas cosas que a veces se me ocurren y parece que no quedan mal del todo. Yo no quiero jaqueca ni caricias como el andar de una araña tampoco jeje!!

    Nos leemos, Josep.

    Una abraçada.

    ResponderEliminar