Vivències

miércoles, 10 de febrero de 2016

Poema ( Joan Manuel Serrat)

Dónde quiera que estés...

Hoy recibí un regalo, un precioso regalo...Un poema.
Cada vez valoro más los regalos "no materiales". ¿Cuál debe ser el antónimo de materialista?
¿Idealista, soñador, romántico? No sé cómo definir un regalo "no material". Pero digamos que es algo... que te acaricia el alma. Te hace sentir sosiego, te aproxima a la armonía y a la conciliación con tu yo más íntimo. 
Igual soy una exagerada...Qué se le va a hacer. Son momentos en los que unas letras escritas y una música, te hacen volar a las montañas más altas, y desde allí, al mirar hacia abajo sentirte en el cielo; viendo bajo tus pies la gran alfombra de nubes algodonosas.


Regalo que llegó de la mano de Joan Manuel Serrat.


Dónde quiera que estés
te gustará saber
que por flaca que fuese la vereda
no malvendí tu pañuelo de seda
por un trozo de pan
y que jamás,
por más cansado que
estuviese, abandoné
tu recuerdo a la orilla del camino
y por fría que fuera mi noche triste,
no eché al fuego ni uno solo
de los besos que me diste.
Por ti,
por ti brilló mi sol un día
y cuando pienso en ti brilla de nuevo
sin que lo empañe la melancolía
de los fugaces amores eternos.
Dondequiera que estés
te gustará saber
que te pude olvidar y no he querido,
y por fría que sea mi noche triste
no echo al fuego ni uno solo
de los besos que me diste.
Dondequiera que estés...
si te acuerdas de mí.