Vivències

viernes, 18 de diciembre de 2015

NAVIDAD

¡¡Ya!!  Ya está aquí La Navidad. Los años vuelan cada vez a más velocidad, al menos esa es la sensación que yo tengo. Pasan las vacaciones de verano y en aun abrir y cerrar de ojos ya la tenemos aquí. ¿Qué será? Cuánto más años tengo menos me gusta. ¿Por qué no me gusta? Es la pregunta que a veces me hago. Si todo son luces, si por doquier se oyen voces de niños cantando algún villancico popular; las tiendas llenas de gente comprando regalos para amigos o familia. 

Los puestos ambulantes abundan en nuestras calles invitándonos a comprar figuritas de belén, árboles navideños, luces, lazos, También están los que venden abalorios femeninos: pendientes, collares, pulseras...En fin todo un despliegue de ofertas que incluso a los menos adictos hacen caer en la tentación.

 ¡¡Es Navidad!! Vienen Los Reyes Magos de Oriente con sus caballos cargados de ilusión para todos. O Papá Noel, que ya hace muchos años tuvo la gentileza de venir también por esta parte del mundo, con lo que grandes y pequeños ya no sólo tienen regalos de Reyes sino los de Papá Noel que llega antes; se adelantó a nuestros queridos Magos. Incluso diría que en algún momento tuvo la osadía de querer sustituirlos. Pero yo no es a esto a lo que me quería referir. 

Hay una soledad infinita que se apodera de algunas almas en estos días. Porque la soledad se escucha mucho mejor cuándo más ruido tenemos alrededor. Es esa sensación de sentirte muy pequeño en medio de tanta algarabía. Es esa sensación de mirar y no ver. No verte ni siquiera a ti mismo, sólo gente, luces, música, villancicos y mucho turrón. 

Y aquella pregunta que me hacía al principio voy a intentar contestarla ahora, si tengo un poco de habilidad.

No me gusta porque no amamos más a la gente. Es mentira.
No me gusta porque siento como que...el mundo me obliga a estar feliz.
No me gusta porque no es verdad aquello de : Ven a mi casa esta Navidad.
No me gusta porque aquel ser querido ya se fue.
No me gusta porque aunque estuviera el ser querido, no necesitaría La Navidad para disfrutar de su compañía.
No me gusta porque las amas de casa trabajamos como esclavas.
No me gusta porque al final siempre acabo engordando.
No me gusta porque los que menos tienen, sienten que ahora tienen menos que nunca.
No me gusta porque el frío se cuela por las rendijas del alma.
No me gusta porque no es verdad que el niño Jesús naciera en estas fechas.
No me gusta porque muchos niños no tendrán regalos y habrá que explicarles que, no han sido malos, sólo que...¿Qué le dices a un niño que no tiene su regalo...?
No me gusta porque aquel anciano estará más sólo que nunca.
No me gusta porque hay quien hace el agosto en Navidad.
Simplemente no me gusta.

Pero si a ti te gusta: Disfruta, ama, vive, sueña, canta, ríe, Como nunca y para siempre.


Este tema me reconcilia con todo lo que no me gusta. 
Maravillosa música: ¿Qué sería de nosotros sin ti?


FELIZ NAVIDAD

BON NADAL

MERRY CHRISTMAS

JOYEUX NOEL